Cada vez son más los negocios y organizaciones que deciden adoptar una estrategia de marketing omnicanal

La presencia en Internet se ha convertido en uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta por parte de las empresas, ya que para llegar a una gran cantidad de usuarios potenciales es necesario disponer de una identidad digital bien definida. Hace unos cuantos años, bastaba con tener una tienda online para posicionarse en el mercado y alcanzar al público objetivo.

Sin embargo, hoy en día el mercado digital se ha vuelto mucho más complejo, por lo que es fundamental adoptar otras estrategias de venta. Las personas están conectadas a Internet todo el día, de manera que utilizan diferentes canales de comunicación y venta a la hora de buscar productos que son de su interés.

Por tanto, la omnicanalidad es la estrategia de ventas más acertada para todas las empresas que quieren triunfar en el mercado online. En este tipo de estrategia de marketing, los negocios venden los productos tanto en su tienda online, como en otras plataformas más especializadas. Es decir, las empresas utilizan marketplaces de ventas en Aliexpress o Amazon para aumentar sus beneficios a final de mes.

¿Qué es una estrategia de marketing omnicanal?

Según los datos publicados en el Customer Engagement Report de la agencia de marketing Merkle, en la actualidad cada vez son más los especialistas en marketing que utilizan campañas omnicanal para llegar a los consumidores de una manera mucho más transversal. Los datos de Merkle no dejan lugar a dudas, ya que según lo publicado, un 88% de los responsables de marketing han dejado atrás las estrategias de ventas tradicionales.

Es decir, los departamentos de marketing de la mayoría de las empresas son conscientes de los movimientos online de los usuarios, los cuales no utilizan un único canal para buscar productos o servicios. Lo más habitual es que las personas vayan de un dispositivo a otro (del ordenador al Smartphone, o del Smartphone a la Tablet), del mismo modo que van de un canal a otro para encontrar el producto que necesitan.

Por tanto, ya no basta con disponer de una página web para publicar contenidos y posicionarse en el mercado. Hoy en día, es necesario tener presencia en diferentes plataformas digitales como los marketplaces (Aliexpress, Amazon), las redes sociales (Facebook, Instagram) o las aplicaciones de contenidos multimedia (Youtube, Spotify). Sin duda alguna, esta es la única forma de llegar a todos los clientes potenciales.

¿Cómo construir una estrategia de ventas omnicanal?

Construir una estrategia de marketing basada en la omnicanalidad no es una tarea fácil, por lo que hay que tener en cuenta una serie de factores que afectan de manera directa a las pautas de consumo de los usuarios digitales. Para conocer el comportamiento de los consumidores, lo más recomendable es interactuar con ellos a través de diferentes canales de comunicación.

De este modo, los departamentos de marketing pueden identificar fácilmente las pautas más adecuadas para integrar a los usuarios en la experiencia de marca. Por tanto, una de las claves reside en la personalización de la experiencia del cliente, el cual debe sentirse identificado en todo momento con los productos que está buscando cuando se conecta a Internet.

Para crear este tipo de experiencias personalizadas, las empresas necesitan trabajar con tecnologías avanzadas como el Big Data que se centran en el análisis de los datos. Se puede decir por tanto, que la construcción de una estrategia de marketing omnicanal se ha convertido en una excelente oportunidad para todos aquellos negocios que quieren triunfar en el mercado online.

¿Cuáles son los canales de ventas más eficaces?

No todos los canales de ventas son igual de eficaces, por lo que cada empresa debe seleccionar aquellos canales que se adaptan mejor a su público objetivo y a los productos que comercializa a través de Internet. Lo más importante en este sentido es obtener una gran visibilidad en la gran red de redes, de manera que resulta fundamental analizar el proceso de consumo de los usuarios.

Por lo general, la mayoría de las personas que se conectan a Internet llegan a los productos a través de canales digitales como las tiendas online, los marketplaces o las redes sociales. Es especialmente reseñable el caso de los marketplaces como Aliexpress o Amazon, que reportan una gran cantidad de beneficios a todas las empresas que venden sus productos en estos canales.

Pero no son los únicos canales que utilizan los consumidores, ya que algunas personas también encuentran los productos a través de los medios de comunicación o del correo electrónico (email marketing). Ante esta situación, lo más adecuado es implementar una estrategia de ventas omnicanal en un mínimo de 5 canales, los cuales pueden variar en función de las características de cada negocio.

Rubén García
Últimas entradas de Rubén García (ver todo)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here