Scale up:

¿Qué es un Scale up?

Un Scale up es una empresa que inicio su actividad como una start up y que ha crecido su facturación anual más de un 20% en más de tres periodos seguidos. Básicamente es una start up que está teniendo éxito.

¿Cómo convertir una startup en Scale Up?

El tortuoso camino que convierte un negocio familiar en una organización con presencia internacional es una lucha que, con bajas tasas de éxito, emprenden miles de empresarios al año. Es dura, pero es posible.

Poner en marcha un emprendimiento no es precisamente una tarea sencilla, pero diariamente vemos cómo miles de personas logran consolidar sus sueños de tener un negocio propio y alcanzar la tan ansiada libertad financiera.

En estos años, caracterizados por un mercado totalmente globalizado y una competencia voraz en prácticamente cualquier nicho, el verdadero desafío consiste en escalar las pequeñas y medianas empresas hasta convertirlas en organizaciones consolidadas, las que ahora conocemos como: Scaleups

“Estoy convencido de que aproximadamente la mitad de lo que separa a los emprendedores de éxito de los que no tienen éxito es la perseverancia”.

Steve Jobs

Si quieres conocer más sobre pequeños negocios que han escalado vertiginosamente hasta convertirse en Scale ups de clase mundial, no te pierdas nuestro artículo sobre empredimientos chilenos que han alcanzado la cúspide del éxito

¿En qué momento las start ups se consideran scale ups?

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE); las pequeñas empresas comienzan a ser consideradas cómo Scale ups (o empresas en escalada) cuando consiguen un crecimiento sostenido de al menos 20% durante sus primeros tres años consecutivos.

La verdad es que no es un objetivo fácil. En un reporte de 2017 en América Latina se dio a conocer que la gran mayoría de los emprendimientos muere o se estanca en negocios familiares después del primer año y del restante, solo un 3% logra conseguir cifras aceptables cómo para expandir y escalar el negocio a nivel nacional o internacional.

Y entonces… ¿Qué es lo que marca la diferencia entre las empresas que logran triunfar y las que mueren en el intento?

¿Qué es lo que necesita un emprendimiento para convertirse en un Scale up?

Comienza a construir mentalidad expansiva

El Scaling up es un proceso arduo, así que sin duda alguna el primer paso para expandir un emprendimiento es conseguir la voluntad para hacerlo. Y es que el trabajo y esfuerzo constante que esto conlleva va a requerir de una fuerte disciplina y capacidad –casi sobrehumana- para sobreponerte a los contratiempos.

El fuerte trajín de las etapas gestacionales en el desarrollo de una start up pude dirigir inmediatamente a desarrollar un pensamiento cortoplacista… ¡Gran error!

Los pequeños y novatos empresarios dedican sus esfuerzos y concentración a solucionar los pequeños problemas inmediatos (algo así como a apagar los incendios del día a día) y la mentalidad de crecimiento debe ir mucho más allá.

Crecer se trata de enfocar la mira tan lejos en el horizonte como se pueda, y no se trata de soñar despierto, sino de trazar una ruta realista y palpable que defina la estrategia que hará que tu empresa prospere.

El cambio de paradigmas es la clave de la expansión

Muchos emprendimientos se estancan o fracasan en su escalamiento porque los directores de negocio no alcanzan a comprender que las necesidades de las empresas van mutando a medida que se superan las etapas.

La etapa gestacional, que corresponde probablemente a los primeros dos años de operación requiere un enfoque en desarrollo y adaptación de los productos al mercado hasta que estos logran estabilizarse, pero una vez que se ha consolidado una posición firme, probablemente los esfuerzos deban dirigirse aún más a los sectores comerciales, es decir, innovar y reinventar en canales de distribución y mercadeo.

La adaptabilidad es la clave para la supervivencia

La revolución comunicacional ha creado, cada vez más, mercados de competencia mucho más agresivos y dinámicos.

El asunto es que, para pasar de start up a scale up no solo es necesario aprender a adaptarse fácilmente a los cambios, es un requisito indispensable para sobrevivir en un ambiente que cada año se hace más voraz.

Cuando más se amplifica la oferta global, más fácil es para la demanda conseguir productos y servicios adaptados perfectamente a sus necesidades, lo que ha creado un público de consumo con estándares sumamente altos y cuyas expectativas crecen cada vez más y más.

La clave para el éxito entonces es la innovación constante en tus productos y en la forma en cómo los haces llegar al mercado.

Cuando hablamos de servicios, probablemente los paquetes que has estado ofreciendo un año atrás ya se han convertido en productos completamente obsoletos porque en la jungla de la competencia hay otros mil depredadores creando versiones nuevas, mejoradas y más baratas que la tuya.

Si quieres, no solo permanecer en el juego, sino alcanzar la cima de la cadena alimenticia comercial es necesario que aprendas a percibir esos sutiles cambios en las expectativas del mercado y que seas capaz de moldear tus productos constantemente a ellos.

Crecer de la mano con la tecnología es esencial

Desde hace unos 20 años hasta nuestros días, ningún negocio ha logrado escalar realmente sin apoyarse adecuadamente en herramientas digitales.

No se trata únicamente de buscar canales de comercialización en línea, es vital apoyarse en nuevas tecnologías que sean capaces de optimizar la relación de costo y efectividad de todas las áreas funcionales de una organización (inventarios, administración, logística, seguridad, ventas, RRHH, etc.)

La tecnología abrió la ventana a miles y miles de soluciones prácticas, efectivas y económicas para automatizar procesos que antes se hacían de forma orgánica, más costosa y mucho más demorada.

Aprende a valerte de las emociones

En un mercado totalmente inundado de oferta, pocas cosas son capaces de “amarrar” a un consumidor con un prestador de servicio.

Las empresas más exitosas de la última década no solo se han dedicado a perfeccionar sus productos y servicios, se han dedicado a ofrecer una “experiencia de consumo” en lugar de una venta.

Aprender a valerse de las emociones de los potenciales clientes es una gran manera de crear un nexo prácticamente indestructible que acabará fomentando una relación simbiótica entre ambos.

Desde el mensaje de agradecimiento al concretar una compra hasta el olor del paquete cuando el cliente lo destapa, son elementos que pueden presionar ciertos botones para conseguir ofrecer “la experiencia de compra” soñada.

No temas invertir en talento humano

Ya hemos mencionado lo importante que es la innovación constante para escalar empresas, y la única fuente de innovación conocida es la imaginación.

Si quieres dirigir una empresa exitosa, donde las cosas se hagan de manera diferente y más efectiva, entonces no tengas miedo en invertir buena parte del presupuesto en contratar talento humano de alto perfil.

¡Contrata gente alegre!

Las competencias tradicionales que hacen a un candidato apto para un cargo están cambiando bastante, para los nuevos mercados se valoran mucho más las destrezas emocionales, la capacidad de comunicación robusta, facilidad de adaptación al cambio, la intuición y la inventiva.

Estimula equipos de trabajo altamente comprometidos

Tanto como las herramientas digitales, para que un emprendimiento logre convertirse en una organización expansiva es necesario que se apoye en capital humano no solamente calificado, también comprometido.

El sentimiento de pertenencia es el secreto para lograr equipos de trabajo alineados con los objetivos organizacionales, y para ellos requieres de cuatro aspectos esenciales:

  • Págales bien.
  • Valora las contribuciones.
  • Estimula un clima laboral agradable.
  • Se un verdadero líder.

 

Rubén García

En Inspiración Emprendedor te contamos las mejores historias sobre emprendedores, cursos, eventos y financiación #emprendedor
Rubén García

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here