Hace un año, la vida de Paul Lee era muy diferente. Estudiaba arte en la capacitad en USA y trabajaba de 9 a 5 como camarero en un espacio de comidas. Lo odiaba. En el instante en que el sitio de comidas estaba libre, pasaba el tiempo leyendo libros de negocios. En la vivienda, vio horas de vídeos online sobre de qué forma montar su negocio, de qué forma era trabajar desde casa y ser su jefe. Deseaba algo considerablemente más.

«A lo largo de los estudios y de mi trabajo de 9 a 5, siempre y en todo momento y en todo instante sentí que perdía el tiempo. Nunca tuve el control, siempre y en todo momento y en todo instante estuve atrapado en una composición, siempre y en todo momento y en todo instante trabajé para alguien considerablemente más».

Desde ese instante, creó su tienda de comercio on-line para el precaución de la barba, HUSKYBEARDen un negocio de seis proporciones. Dejó su trabajo, abandonó la capacitad y está pensando en su futuro de una manera diferente.

El viaje de Paul por la barba comenzó en el instante en que decidió dejarse crecer la suya. Deseando realizarlo bien, se adentró en el mundo de las barbas. Aprendió sobre las técnicas de recorte, los problemas de enredos y sequedad de la barba y la importancia de humidificar apropiadamente los folículos pilosos. Exploró la comunidad del pelo facial en Instagram, y terminó en un grupo que descubrió que era unidísimo y con pasión por instruir su pelo facial.


No aguardes a que otro lo realice. Contrate usted mismo y empieze a tomar resoluciones.

Empezar gratis

Aceptar el potencial de los recientes modelos

Cuanto considerablemente más aprendía sobre las barbas, considerablemente más veía el potencial del mercado. Muchas desarrolladores de precaución de la barba en este momento tenían éxito y había una comunidad de entusiastas prestos a asegurar nuevos productos.

Más allá de que dejarse crecer la barba puede parecer fácil, tras todo, lo único que hay que efectuar es dejar de afeitarse y dejar que la barba empieze a crecer, de todas formas es un poco mucho más bien difícil que eso. Es recurrente que el pelo se expanda considerablemente más veloz en unas zonas que en otras, haciendo que la barba tenga un aspecto irregular.

A veces como esta, puedes recurrir a un producto de cara al desarrollo de la barba.

Y, como descubrió en el instante en que empezó a buscar productos para sí mismo, hay un montón de modelos ilegales y de aceite de serpiente por ahí. Halló fáciles suplementos vitamínicos que se hacían pasar por milagros de cara al desarrollo de la barba, y otros completados para el avance del pelo que, más allá de que parecían prestar resultados, venían acompañados de una sucesión de desapacibles desenlaces sucesivos.

Vio la oportunidad de llevar a cabo un producto de cara al desarrollo de la barba que realmente funcionara.

Resolución fundamental: inversión de diez.000 dólares estadounidenses americanos

Durante los tres meses siguientes, dedicó su tiempo, energía y dinero a investigar la fórmula de cara al desarrollo de la barba. Pasó cientos de horas leyendo complejos estudios científicos sobre elementos particulares, tratando de entender cuáles estaban legítimamente relacionados con el avance del pelo. Consultó a científicos médicos y a compañías dedicadas al avance del pelo para investigar sus descubrimientos y entender si los elementos de la fórmula que efectuó funcionarían.

Entonces contrató a químicos artículos productos cosméticos para que le ayudaran a llevar a cabo su producto. Hasta este día, había gastado 700 dólares estadounidenses estadounidenses de sus ahorros para desarrollar la fórmula y preguntar con expertos. Estaba divertido por proseguir continuando, acercando su producto a la realidad.

Resultó ser considerablemente más bien bien difícil de lo que creía.

Los químicos que consultó le aseguraron que para desarrollar su formulación, al menos, el primer lote requeriría la producción de 1.000 entidades y le costaría al menos diez.000 dólares estadounidenses estadounidenses.

Charlamos de un negocio serio, dijo, y una inversión seria para un alumno de la facultad que hoy en dia se gana la vida sirviendo mesas. En el final de cuenta, era nuevo en el negocio y aún considerablemente más en el mundo de la cosmética. Recuerda haber sopesado nerviosamente su resolución, pensando: «No sé si esto se marcha a vender».

Sin embargo, se sentía preparado para ello. Esencialmente, deseaba llevar a cabo su compañía y sabía que regentar cualquier negocio conllevaba cierto riesgo. «Me confirmaba a mí ‘debo tener valor, debo gastar estos diez.000 dólares estadounidenses americanos y esperar que ande'».

Se puso en contacto con múltiples reguladores de artículos productos cosméticos para charlar de su idea de producto, esperando que las diálogos le dieran la seguridad que se necesita para apretar el gatillo y asimismo invertir diez.000 dólares estadounidenses americanos en su primer lote. Pero, en cambio, sus consejos fueron poco positivos.

Le advirtieron de las adversidades normativas que conllevaba la creación de un nuevo producto que se clasificaría como fármaco. El avance de «solicitud de nuevos medicamentos» de la FDA cuesta considerablemente más de 2 millones de dólares estadounidenses americanos y puede perdurar de 4 a 8 años. Más allá de que tuvo la tentación de saltarse el avance de regulación, le advirtieron que la FDA acabaría por alcanzarle, lo que sería una muy, muy mala novedad.

Con la seguridad rota y sintiéndose completamente desinflado, aceptó que no iba a marchar.

Entender las virtudes del Dropshipping

Una noche, al paso que se quedaba despierto hasta tarde observando vídeos de nuevos negociantes en YouTube, se halló con la idea del dropshipping. Al clickear, descubrió poco a poco más y mucho más historias de nuevos negociantes triunfantes que hacían dropshipping con sus modelos. Desde ahí, cayó de manera veloz en la madriguera de la información.

La mayor virtud del dropshipping, descubrió, era que no debía invertir en su inventario. El distribuidor guardaba el inventario para él, y solo pagaba por él en el instante en que hacía una venta. Le pareció una opción alternativa considerablemente más segura y asimismo capaz que invertir en productos de diez.000 dólares americanos estadounidenses que quizás no vendiese.

No debería ocuparse de la distribución ni de de qué forma el distribuidor mandaría el producto directamente a sus clientes. Con el inventario y el cumplimiento bajo el precaución del distribuidor, su enfoque escencial sería, en cambio, el abastecimiento y la venta de modelos. Este modelo de negocio tenía sentido para él. Sabía que podía usar la gama de productos de dropshipping para efectuar pruebas con clientes reales antes de decidirse a invertir en cualquier inventario.

«Cambié mi modelo de negocio de productos elaborados a medida a la venta directa de modelos de otra gente», asegura.

Se suscribió, entre otros. Shopify y asimismo instaló Oberlo, que le dejaba bajar modelos de distribuidores de dropshipping.

Los primeros días: valorar y estudiar

Los comienzos fueron bien bien difíciles. Con tanto que estudiar, admite: «Al principio trabajaba en ella entre diez y 12 horas cada día, sin frenos».

Descubrió que el abastecimiento de modelos era la clave. «La mayor parte de mi tiempo, al principio, lo pasaba explorando por AliExpress, tratando conseguir cualquier cosa que pudiera vender relacionada con las barbas».

Desde pruebas y productos que no encajaban en el mercado, dio con el oro. Halló un «producto ganador» – uno que conectara con su público propósito. «Lo anuncié en Fb y a todo el mundo le encantó». – asegura. Desde ahí, amplió sus sacrificios, centrándose en el dominio de su estrategia promocional en Fb y creando hacia afuera. HUSKYBEARD Marca.

Posiblemente su barba no haya funcionado tan bien -en nuestra videollamada por Skype, asemeja excepcionalmente afeitado-, pero HUSKYBEARD siguió medrando. La tienda alcanzó señales tras señales: la primera venta, el primero de los días de venta de cien dólares estadounidenses americanos, el día de venta de 500 dólares americanos estadounidenses, el día de venta de 1.000 dólares americanos americanos. Recuerda lo feliz que estaba entonces: «En el instante en que conseguí esos 1.000 dólares estadounidenses americanos en un día, deseaba contárselo a todo el mundo».


En su primer año, HUSKYBEARD causó considerablemente más de cien.000 dólares estadounidenses americanos de capital.

Las cosas se estaban calentando con el negocio, y en el momento en que estaba ganando unos 3.000 dólares americanos estadounidenses por mes, sabía que debía sugerir un paso adelante.

Así que, tras unos meses dirigiendo HUSKYBEARD, tomó una gran resolución. «Dejé la capacitad y dejé mi trabajo. Fue bastante drástico». – Se ríe.

La próxima etapa: construcción de la marca y dolores de avance


Paul siempre y en todo momento y en todo instante supo que deseaba hacer HUSKYBEARD como marca. Así que tomó sus modelos considerablemente más populares y trabajó con su distribuidor para marcarlos y proporcionarles un envase de marca. «Sabía que tener un logotipo en los modelos asistiría al final a la marca.

Comenzó a invertir en pedidos al peso de sus productos, negociando contratos con sus distribuidores para soliciar lotes de 200, tras 500 y tras 1.000 productos al tiempo. Al principio decidió efectuar los pedidos él mismo, enviándolos desde su hogar. Admite que fue un fallo. «En el instante en que nos llega por primera vez nuestro inventario, nos llega 1.000 modelos y debimos mandarlos todos nosotros. Estábamos solos mi primo y yo en nuestra casa, realizando un trabajo toda la noche para realizarlo». Recuerda el mal de empacar y enviar un pedido tras otro: «Era un cefalea, era horrible. Era tan malo».

Ahora mismo, el inventario para HUSKYBEARD está gestionada por una compañía de distribución externa que se encarga de la distribución de sus pedidos a clientes de todo el mundo. Este es un punto clave y una sugerencia que daría a cualquier dropshipper que esté pensando en pasar a dirigir su inventario.

Y más allá de que nunca tuvo la oportunidad de desarrollar su producto de cara al desarrollo de la barba, sus horas de estudio no fueron en balde. Desarrolló su línea de fórmulas adaptadas Aceites para barbaen una larga selección de aromas.


El hecho de arriesgarse con su producto también le logró llamar la atención, lo que le valió los encomios de entre los barberos y barbudos considerablemente más populares, George Bruno.

Los gigantes momentos: la conquista del Black Friday

Observando hacia atrás, uno de sus momentos de mayor orgullo fue uno que requirió un sinnúmero de empuje. Tras múltiples meses de llevar la marca a tiempo terminado, se acercaban el Black Friday y el Cyber Monday. Sabía que debía explotar el propósito de semana de mayores ventas del año. Se preparó para ello durante 45 días, realizando un trabajo en tácticas para acrecentar sus ventas. En sus expresiones: «Acepté múltiples riesgos, solicité dinero prestado a las compañías y a mi abuela.

En las semanas precedentes al Black Friday, centró su tiempo en hacer su lista de correo. Sabía que atrapar la atención en el Viernes Negro era competitivo, con lo que deseaba cerciorarse de que su mensaje llegará al público favorable. Durante 30 días, organizó un sorteo de modelos gratis para su Peine de barbaque le asistió a organizar considerablemente más de 7.000 contactos. Se aseguró de ofrecer de comer a estos clientes potenciales con correos que contenían contenido apreciado, como los modelos del blog que escribió sobre el precaución de la barba. En el instante en que por fin llegó el día, envió una secuencia de e-mails a su lista de correo para promocionar una oferta de descuento del 20-40% en determinados de sus modelos considerablemente más vendidos.


Informe de ventas tras el orate fin de semana del Black Friday

En todo el objetivo de semana, observó de qué forma se sucedían las ventas. De a poco mucho más clientes hacían clic en los e-mails y adquirían modelos. En el desenlace del fin de semana, había recibido 210 pedidos y ganado considerablemente más de 7.900 dólares estadounidenses americanos. «¡Ka-ching!», su teléfono no paraba de zumbar con notificaciones de ventas. Respiró aliviado. El duro trabajo daba sus frutos.


Los clientes satisfechos distribuyen sus compras en las comunidades

Entonces, ¿qué es lo siguiente?

Ahora mismo, Paul mira al futuro más allá de las barbas. Recientemente puso a la venta HUSKYBEARD en Mercado de trueque y la vendió a otro empresario con pasión. Pero no acabó con el negocio, y en este momento puso en marcha otra tienda y está adoptando el mismo enfoque de avance que HUSKYBEARD. Vuelve a emplear el trámite de dropshipping de Oberlo para valorar sus modelos en el mercado. En el instante en que dé con otro «producto ganador», lo empleará para hacer su próxima marca. Esta vez se ha apoyado en hacerla aún mucho mayor y quiere editar el negocio en una gran marca en el mundo entero. Ahora mismo también da a los solicitantes a hombres de negocios de comercio en línea orientación y tutoría individual a través de su compañía. ECOMSWIFT.

Este enfoque de «valorar y estudiar» fue la clave de su éxito, asegura. «Sin Oberlo, no habría podido hallar productos ganadores ni escalar en absoluto». Y para todo el mundo que siga pensando en llevar a cabo un negocio empleando el mismo modelo, está en concordancia en que es un colosal enfoque: «Las opciones son infinitas».

Siga a Paul para ver lo que hace en este momento en Instagram y YouTube.

¿Quiere entender considerablemente más?

Rubén García
Últimas entradas de Rubén García (ver todo)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here